Thursday Tea

Would you like a tea?




Mi afición por el té es heredada de la costumbre que tiene mi padre, tomar todos los días una infusión de té después de comer. 

Las primeras infusiones de té que probé fueron de té negro o rojo, a las que añadía un poquito de leche debido a que no estaba muy acostumbrada a ese ligero sabor amargo y astringente. Con el tiempo, empecé a disfrutar de cada infusión sin añadir leche o azúcar, aunque he de reconocer que al té negro (English breakfast tea) le va bien la leche, e incluso un poco de azúcar.

La gran variedad de tés o infusiones hace díficil la elección de uno entre todos, pero si tengo que elegir uno, en realidad no dudo en quedarme con un té  negro Earl Grey, ya solo el aroma que desprende recién hecho, hace que sea un té inconfundible.






Chai Latte

Cuándo llegue a Inglaterra la mayoría de las veces tomaba infusión de té negro, verde, incluso infusión de menta, jengibre...pero en una ocasión pasando la tarde en Caffé Nero, Judith estaba tomando un chai latte (chai es una mezcla de té con especias y hierbas aromáticas) cuyo aroma percibí con ese toque de canela, probé el chai latte y la verdad que su delicioso sabor hizo que inmediatamente pidiera uno.





A partir de ese día tomaba chai latte con frecuencia en Nero, ya que hicimos de la cafetería nuestro pequeño salón de casa.

He probado chai latte en Costa Coffee y Starbucks pero en mi opinión me quedo con el chai latte de Caffé Nero.

Entradas populares de este blog

Perú-Bolivia-Colombia 2018 Parte I

Costa Oeste Parte II

Nápoles-Costa Amalfitana